Beneficios del qi gong para las personas mayores

Las figuras emblemáticas de China, como son Confucius, o Lao Tseu, son ancianos sabios. Es interesante ver que esta imagen del “chino mayor y sabio “ha impactado también el Occidente; cuando preguntamos a la gente si sabe que es el tai chi chuan, o el qi gong, muchas veces se responde que son ejercicios que practican la gente mayor en unos parques...

En la civilizacion china, la longevidad es un objetivo esencial... Envejecer con plena capacidad y con salud es un deber, porque significa que la persona ha respetado los principios esenciales de la vida y de la naturaleza, conociendo las leyes del yin yang, de los 5 elementos, acordando su manera de vivir, de pensar, de comer, de hacer el amor, de cuidarse, al Tao. Los alquimistas taoistas habían llegado al mito de la inmortalidad, es decir, la aspiración a una longevidad excepcional.

Para llegar a tener una longevidad con salud, se debe hacer circular el Qi (energía) por todo el cuerpo, en cada célula del organismo. Los movimientos suaves y profundos del qi gong (trabajo de la energía, trabajo del soplo), permiten esto.

Según la Medicina tradicional china, el proceso de envejecimiento viene del desgaste del yuan qi (energía original) y de la pérdida del jing (esencia). El desgaste del yuan qi produce el resecamiento de los tejidos, la rigidez (tanto física como psicológica), pérdida de masa múscular, endurecimiento de los tendones, disminución de las capacidades cerebrales, agotamiento de la fuerza, y por fin, la muerte. El yuan qi depende de la energia de los riñones y el qi gong propone trabajar y activar esta energia. El jing tiene que ver con los riñones y el Ming Men, la puerta de la vitalidad. El jing también permite el crecimien- to, el desarrollo y la reproducción. Perder el jing es comenzar a envejecer. El qi gong permite alimentar el jing. Cuanto más joven se comienza la practica del qi gong, más se puede alimentar y enriquecer el jing. Pero si la práctica empieza más tarde, también tendremos muchos beneficios.

Estudios americanos, chinos y franceses demuestran el papel positivo de la práctica del qi gong en reumatología (lucha contra artrosis, osteoporosis...) en el sistema cardiorespiratorio (recuperación después de un infarto, equilibro de la presión arterial, etc.), en la disminución de los riesgos de caída, mejora del equilibro, mejora del estado anímico (menos depresión), disminución del insomnio, mejora de la psicomotricidad, etc.

El shen, la vitalidad y la inteligencia, pueden manifestarse tanto en la luz de la mirada, como en la belleza de la piel. La práctica del qi gong, es una práctica del corazón, un escuchar con el corazón el mundo interior, el propio microcosmos, y de los otros, el mundo exterior. Es una apertura a sí mismo y al otro.

Acabaré con esta frase de Marie de Hennezel:

La chaleur du cœur empêche nos corps de rouiller. (el calor del corazón impide que nuestros cuerpos se oxiden)