El otoño, la estación del elemento Metal

Con este artículo acabamos nuestro viaje a través de los 5 elementos. Ya hemos visto los Elementos Agua (Invierno, riñones, y vejiga), Madera(hígado y vesícula biliar), Fuego (Corazón e Intestino delgado ), Tierra(estomago y bazo); y llegamos al Elemento Metal. Quizás el Elemento que cuesta mas entender a nosotros, los Occidentales .Conocemos los Elementos Agua, Aire, Tierra y Fuego , peo el Metal, no. El Elemento Metal, finalmente, es la densificación, la cristalización de la Tierra. Esta asociado a la fuerza, a la estructura, pero también a la maleabilidad. Así como la espada , que después de su paso en el fuego, adquiere la maleabilidad necesaria. 

Los otros Elementos existen por sí  mismos; el Metal, para llegar a la expresión fina de su esencia, necesita la mano del hombre para pulirlo. 

Según los principios de la MTC, el Elemento Metal rige los pulmones (órgano), el intestino grueso (víscera), el sistema respiratorio, el olfato, la piel (nuestro tercer pulmón) y el cabello, un proceso mental (la tristeza), un sonido (el llanto), un color, el blanco (asociado al duelo en China), un sabor (el picante), una excreción (el mucus respiratorio) y un clima (la sequedad).

El Pulmón rige la energía respiratoria, así como la energía del cuerpo en su totalidad. La energía respiratoria y la de los alimentos que ingerimos se acumulan en el tórax, y forman la energía zhong qi que se encarga de la respiración como del movimiento de la sangre y de la energía. El Pulmón controla la piel y el vello(el cabello depende de los riñones). El Pulmón permite la difusión de la energía wei qi , o energía defensiva; es la que permite la termoregulación , la excreción del sudor, la apertura y cierre de los poros de la piel, y la resistencia contra los xie, o perversidades externas(epidemias…).

La puerta de los Pulmones es la nariz y el Pulmón rige la voz; de esta manera, si una persona habla con un tono muy flojo se puede entender la debilidad de su energía Metal. 

Entendemos que si el Pulmón funciona bien, nos ayuda a vivir con energía. Claro que podemos tener tristezas, es normal tener un bajón, acordarse de los que se han ido, tener nostalgias, a veces nostalgia poética, por ejemplo cuando vemos las hojas de los árboles que cambian de color; pero no es normal sentirse siempre triste, ver siempre las cosas de color negro. La tristeza es sana cuando es puntual, o cuando es la consecuencia de la pérdida de un ser querido; no lo es cuando se vuelve crónica . 

Finalmente, la manera de vivir el otoño en las mejores condiciones es respetando los ritmos de la naturaleza. De manera tradicional, cuando se instala el otoño, se hacen las reservas de las cosechas, se prepara el invierno considerando el verano que se fue, y conservando lo necesario para los meses difíciles por venir.

Igual al nivel emocional: mirar cómo fueron estos últimos meses, hacer la separación de lo puro y lo impuro(exactamente como lo hacen los pulmones e intestinos), deshacerse de lo  que carga y pesa, y conservar lo que alimenta , nutre y enriquece; y elegir los qi gong que permiten hacer esta separación: captar lo bueno, inspirar lo puro, y expulsar lo que no conviene a tu cuerpo, a tu mente, a tu corazón. 

El Elemento Metal está en relación con la búsqueda espiritual. Las tradiciones espirituales se han apoyado siempre en la respiración, el soplo. 

Vivir el otoño es (re)descubrir el inspirar y el espirar, tan fundamentales para la vida.