Alquimia cotidiana

Final de verano. Elemento Tierra.

Después de unas semanas de descanso, vuelvo al ritmo laboral: clases, sesiones privadas, talleres, formación Ona de Jade.

Hago el balance de estas semanas, momentos maravillosos, llenos de simplicidad, de bienestar, de felicidad quieta, y momentos más difíciles. Bien, mal?  Todo es ingrediente de vida, todo hace parte del río, del camino, los senderos agradables como las ascensiones más complejas.  

La naturaleza, en su gran sabiduría, nos enseña a cada momento que todo cambia, todo se transforma.

El momento Tierra, la estación de fin de verano, es la estación perfecta para recoger la cosecha de tu año, pero también para poner a transformar lo que necesitas transmutar. 

Somos alquimistas del cotidiano cuando conectamos con nuestro potencial de transformación. Y es, el Qi Gong, una gran herramienta.