meditación al mar

Reflexiones de un verano caluroso

Con este calor tan fuerte, tengo que reconocer que me costó un poco ponerme a escribir. Pero decidí cargar las baterías e instalarme en la mesa del ordenador.

Distribuir contenido