El futuro del Qi Gong

El qi gong es una práctica milenaria. ¿Puede tener futuro una práctica tan antigua?

Pienso que con un mundo cada vez más virtual, con gente cada vez más sedentaria, y una sociedad tan materialista, el qi gong es una oportunidad de conectar consigo mismo, hacer ejercicios, y poner espiritualidad en la vida.

Hace poco tiempo asistí a una conferencia muy interesante de Catherine Despeux*, sinóloga, y especialista de la historia del tai chi y del qi gong. Ella explicaba que cree en un futuro del qi gong en China, porque a pesar del gran cambio que está viviendo este país, y de las nuevas actividades de cuales se enamora la juventud china (como el surf por ej.), los chinos tienen una gran capacidad de memorización corporal, y siempre tendrán esta conexión especial, yo diría ancestral, con las prácticas energéticas.

En Occidente, o en Rusia, la llegada del qi gong es muy reciente y tenemos menos capacidad de memorización corporal por la simple razón que la hemos trabajado menos, pero creo que las raíces profundas de esta práctica le dan la oportunidad de crecer y desarrollarse, adaptándose a las demandas de los Occidentales.

 

* libro: Taoismo y Alquimia femenina, ed. La liebre de Marzo