Qi Gong y mente

La Medicina Tradicional China (MTC) sitúa a la Mente en el corazón. Los antiguos médicos conocían la existencia del cerebro, pero su enfoque era el Corazón, el Emperador, sitio de encuentro entre la Tierra i el Cielo.

Uno de los principales objetivos de la MTC y del Qi Gong es permitir al Corazón estar en paz y equilibrado en sus emociones. Así, y únicamente así, la mente sigue clara, luminosa, y el pensamiento puede proporcionar estrategias para llegar al objetivo.

Un exceso de rabia nos hace ver todo rojo y perdemos claridad, pudiendo llegar a tocar la locura.

Un exceso de tristeza nos trae depresión y no vemos salida.

Un exceso de miedo nos deja paralizados.

Un exceso de pensamiento nos provoca obsesión.

Un exceso de alegría nos hace perder el sentido de la realidad.

Los Qi Gong permiten disminuir estos excesos a través de movimientos acompasados al ritmo respiratorio. Nos permiten estar atentos al momento presente, lo que también ayuda a pacificar la mente. Estimulan unos puntos de acupuntura claves para llegar a tener más concentración, optimismo, ánimo, tranquilidad de espíritu... y tener una mente pura, limpia como un lago sereno de montaña.