Feng, el viento

Llevo unas semanas  pensando que tengo que escribir un articulo sobre el viento. Mi musa no estaba  muy lejos  y no me permitió olvidarme de ella; nos acompañó con fuerza  este último  mes de febrero. La semana pasada se hizo tan fuerte que rompió  una pieza de la puerta de mi coche obligándome a sostener dicha puerta durante una hora y media para no causar un accidente. Todavía mi brazo se acuerda del evento….

Entonces pensé que ahora es tiempo de dar un homenaje a Señor Feng, el viento.Digo Señor porque según la tradición china, la energía Viento es Yang, cuando por ejemplo la del Frío es Yin.

Los maestros chinos tradicionales siempre han considerando con mucho respeto el viento; aquí conocemos cada vez más el arte del Feng Shui, o cómo construir una casa, adorar su interior respetando las leyes de la organización natural, a fin de gozar del bienestar y de una buena circulación energética en el hogar. Feng Shui: feng, el viento, y shui, el agua, estas dos energías que necesitan fluir sin bloqueo.

La tradición china considera que hay seis energías climáticas que son variaciones estacionales normales: feng (viento) , han (frio) , shu (canícula) , shi (humedad), zao (sequedad), huo (fuego). 

Estas seis energías climáticas normales, cuando se transforman en excesos son factores de patologías, es decir, cuando hay un exceso o una deficiencia de la energía climática; por ejemplo un exceso de frío en primavera. Entonces, en estos casos, hay más dificultades para que el organismo se adapte al tiempo, y por eso, más enfermedades relacionadas a estas perturbaciones climáticas, dado a que cada uno tiene una adaptabilidad diferente, en relación también con su estado anímico y lo que esta viviendo. Además, la patología relacionada a los seis excesos climáticos empieza por la superficie (piel, nariz, boca) y se dirige a la profundidad. 

El viento corresponde a la Energía Madera de la primavera, relacionada al Hígado;  su primer síntoma es la agitación. De naturaleza ascendente, afecta la parte superior del cuerpo (pulmones, garganta, cabeza, nuca con torticolis…); móvil, provoca vértigos, temblores, irritabilidad.

Tiene la particularidad, al contrario de los cinco otros excesos, de poder combinarse: viento –frío, viento-fuego, viento-humedad …Por eso se dice “el viento provoca las 100 enfermedades”.

Si se junta a un viento interior de la persona (o del animal), en general por un trastorno de la  Energía del Hígado, suele provocar más  problemas . En este caso, la persona quien tiene sensibilidad al viento tiene que vigilar  de no exponerse  cuando sopla.

En el Qi Gong, practicamos movimientos para ayudar a nuestro organismo a protegerse contra los excesos climáticos, pero aprendemos también a respetar nuestra naturaleza; si soy sensible al frío, por qué caminar a orilla del mar en pleno invierno? Si suelo sufrir de tortícolis, por qué sentarme en la terraza sin pañuelo?....miramos nuestras pequeñas, o grandes incoherencias, y entramos cada vez más en una actitud respetuosa con nosotros mismos.

Cuando comencé a estudiar la MTC  y el Qi Gong, me intrigó la manera de Eglantine Oudart, mi profesora, de decirnos de no sentarnos aquí por que hace demasiado frío, de no ponernos allá por que hace demasiado calor….y pensé que a lo mejor ella tenía una naturaleza frágil, pero que yo, por supuesto, la tenía tan fuerte que no hacia falta vigilar tanto…. hasta que entendí que no era así: no es que tenía una naturaleza más fuerte, es que no era capaz de escuchar mi cuerpo, sus necesidades, y lo que no me convenía… Ha sido una interesante lección de vida y de humildad el descubrirlo….

 

 

 

Comentarios

Gracias Véronique, tu interesantísimo artículo hace reflexionar acerca de ese elemento tan importante, fundamental en nuestra vida, en nuestro organismo y en la naturaleza; y visto desde la MTC, la Medicina tradicional China, resulta altamente enriquecedor. En la zona en que vivimos, se caracteriza por tener fuertes vientos que se llevan los microbios, pero a veces, como tú bien dices, nos obliga también a escuchar con más atención nuestro cuerpo. Un abrazo grande!

Gracias por tu comentario , Milena !

un abrazo grande ! 

 

Excelente artículo, me a gustado mucho gracias maestra por compartir tus enseñanzas
Un abrazo

Muchas gracias Isa por tu bonito  comentario ! Me alegro que te guste mi articulo . 

Un abrazo