Cómo vivir mejor el verano tardío

 

 

No estamos en verano, tampoco en otoño; nos encontramos en este espacio temporal que es el verano tardío.

La luz se hace más dulce, más nostálgica, más poética. Como una lámpara de sabiduría, nos dice: quizá es el momento de volver a ti?

Después del ritmo a veces frenético del verano entre trabajo, familia, turismo a nuestro alrededor y en nuestras calles, todo eso acompañado de temperaturas altas, el verano tardío suena, como una campana de plena conciencia, la necesidad de centrarnos, de conectar con nosotros, con nuestro Dan Tian.

En esta estación intermedia del Elemento Tierra la vida nos pide más que nunca la concentración, la razón, frente a los posibles desbordamientos  emocionales.

Como un jardinero, tenemos que sembrar semillas de racionamiento frente al discurso mental que puede ser obsesivo,  semillas de calma, y más que nada, maravillosas semillas de capacidad de transformar. Y como buen horticultor, tenemos que regar y abonar con paciencia los brotes que vendrán. Es un trabajo a veces difícil, a veces repetitivo, pero que da frutos.

Para llegar a eso, el qi gong y la meditación, así como también una comida adecuada con productos de la estación, son de gran ayuda.

Me gusta volver en este momento del año a la práctica del Zhi Neng Qi Gong, que da mucho énfasis, en su inicio, a la conexión con la Tierra; también elijo prácticas de  “caldero de la transformación“, estimulando el trabajo energético, físico y emocional del sistema Bazo Estomago. Las caminatas meditativas son bienvenidas, porque cada paso nos conecta más y más con nosotros mismos, y nos permite volver a nosotros.

Qué frase maravillosa la del Maestro Zen Thich Nhat Hanh: “he llegado, estoy en  casa.” Es lo que os deseo a todos, sentiros en casa.

 

 

 

 

 

Comentarios

Gràcies Véronique, just el que necessito!

M'en alegro molt , Silvia . Una abraçada forta 

En pocas palabras has hecho un resume exacto de lo que pasa en este momento! Muchas gracias y ... buon lavoro!!!! Panna

Oh ! muchas gracias Panna . Tu comentarío me llega directo al corazón . Un abrazo fuerte , querida amiga .