Qi gong y sistema nervioso

A nivel del sistema nervioso central, el qi gong aumenta la amplitud de las ondas Alfa. Tranquiliza el sistema nervioso vegetativo, lo que permite por ejemplo bajar la presión arterial.

Es una práctica interesante en caso de neurastenia o síndrome de cansancio permanente.